fbpx
pile of assorted title book lot selective focus photographt
Pódcast,  Té con Clarisa

Del Pulitzer del 2020 a la poesía de comienzos de 1900

Los chicos de la Nickel y Rainer María Rilke

Bievenidos a este podcast, en el episodio de hoy hablaré de Los chicos de la Nickel, del escritor neoyorkino Colson Whitehead, premio Pulitzer 2020, y de Las Elegías de Duino, del poeta  alemán Rainer María Rilke escritas en 1923.  Ya os he avisado que este podcast es de lo más ecléctico, me interesa mucho la literatura del pasado, soy una romántica o nostálgica empedernida, y siempre siempre habrá un espacio reservado para la poesía.

¡Podéis escucharlo ahora mismo!

Un escritor antes que escritor es lector, por eso, me parece interesante compartir mi itinerario de lecturas, así como mis anécdotas como escritora, creedme no es nada fácil mantener la moral en un trabajo tan solitario. En mi perfil de Goodreads  Clarisa Ligarde encontraréis los progresos de las lecturas que iré compartiendo por aquí, así como los avances de la novela en la que estoy trabajando y mis poemas.

Como ya os he adelantado en el primer episodio del podcast Té con Clarisa hablo de la novela, Los chicos de la Nickel, Premio Pulitzer 2020, y de las Elegías de Duino, del poeta alemán Rainer María Rilke.

Según la revista Times, Los chicos de la Nickel, es una de las mejores novelas de la década pasada, unido a que se trata del Premio Pulitzer 2020 —soy fan de los premios Pulitzer—, y el hecho de que trata el abuso a menores y el problema racial, fueron motivos más que suficientes para adquirir la novela.

Los chicos de la Nickel es una novela de supervivencia, centrada en el personaje de Elwood, un joven que ha crecido escuchando los discursos de Martin Luther King en el tocadiscos de su abuela Harriet, sueña con hacer de este mundo un lugar más justo. La novela narra la deriva que toma la vida de este personaje cuando hace autostop para acudir a su primer día en la universidad dentro de un programa para estudiantes aventajados como él, y por su condición acaba la Academia Nike para chicos: un reformatorio que se vanagloria de convertir a sus internos en hombres hechos y derechos pero que oculta una realidad inhumana; allí conocerá a Turner y forjará un especial amistad.

Elwood,  representa el idealismo, la esperanza, tras ser abandonado por sus padre y criado por su querida abuela, se ha convertido un un chico prometedor que ve en los estudios su única salida; Turner, por su parte, representa la astucia, el pragmatismo, es un joven desarraigado, sin formación, a quien nadie le espera cuando salga del centro. La férrea amistad será clave en el desenlace y en el dilema de la trama. Su propio autor explica cómo en qué contexto se basa  novela, el que lo deseé puede escuchar el podcast «Té con Clarisa» y conocer mucho más del trasfondo de la novela.

Portada poemario

“Toda en sus ojos, mira la criatura

lo abierto. Sólo nuestros ojos

están como invertidos y a manera de cepos alrededor de su mirada libre.

Todo lo que está fuera de nosotros

lo conocemos sólo por la fisonomía

del animal; porque, aún muy tierno, al niño

lo desviamos y obligamos

a contemplar retrospectivamente

el mundo de las formas, no lo abierto

—que en la faz de la bestia es tan profundo. Libre de muerte—. Sólo muerte

vemos nosotros; pero

el animal, libre, tiene siempre

su término tras él,

y, ante él, a Dios, y, cuando avanza, avanza

en la Eternidad, como los surtidores”

Estos son los primeros versos de la octava de las elegías creadas por el poeta checo, una de mis preferidas, donde Rilke comparte su visión del hombre en la naturaleza.

Rainer Maria Rilke
Rainer María Rilke

Rilke, poeta errante en busca de la soledad como cuna de la creación, en la mirada del animal atisbaba cierta certeza. Dedicado de lleno a la literatura, trabó amistad con importantes intelectuales y sostuvo tormentosos romances que nunca llenaron sus expectativas, logró el mecenazgo y la protección de importantes damas aristocráticas de toda Europa. Nació en Praga, Bohemia, República Checa, el 4 de diciembre de 1875.

Está considerado como uno de los poetas más importantes tanto en lengua alemana como de toda la literatura universal con un preciso estilo lírico, utilizando simbólicas imágenes y reflexiones espirituales.

Sus obras más conocidas: las “Elegías de Duino” y los “Sonetos a Orfeo”. En ambas presenta el motivo poético de trasponer las dos orillas: la de los vivos y las de los muertos.

Precisamente comenzó a escribir las Elegías de Duino, cuando vivía bajo la protección de  la princesa Marie von Thurn und Taxis-Hohenlohe,en el castillo de Duino, cerca de Trieste (Italia), fue durante una estancia en este lugar, entre octubre de 1911 y mayo de 1912, cuando el poeta evocó la composición de las primeras dos elegías, durante un paseo a lo largo de los arrecifes, un verso surgió de pronto en su mente:»¿Quién, si yo gritase, me oiría desde los coros celestiales?». Pero no sería hasta diez años después cuando publicaría la obra completa. Diez años y diez elegías. Diez años de periplo poético y existencial, entre Duino, Múnich, París, y Muzot.

Si queréis saber más del viaje existencial de Rainer María Rilke, no dejéis de escuchar el primer Episodio de mi podcast.

Mis novelas:

Poeta y escritora

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.