fbpx
crónicas desde la orilla,  Diario de una escritora

Un nuevo comienzo

Hoy he puesto orden en mi escritorio, tal vez, porque comienzo un nuevo proyecto como escritora y necesito cierto ambiente neutral. Cuando acabas una novela, como es mi caso, estás llena de sensaciones contradictorias, una mezcla de alegría y vacío te invade. Por una parte, sientes que has hecho un buen trabajo y lo has dado todo y, por otra, ha sido tanto el empeño y el esfuerzo que has puesto que esa sensación de fatiga crea el espejismo de la extrañeza. ¿Os ha pasado alguna vez?

Más de un allegado suele aconsejarme que no analice tanto las cosas, pero ya forma parte de mí esa manía de exprimir cada experiencia hasta la última gota.

Pronto este escritorio se llenará de papeles, borradores, novelas a medio leer abiertas y otros objetos inconfesables, por eso he querido compartir con vosotros este escritorio-comienzo; antes de que se desborde del caos que supone implicarse en un nuevo libro. Y vosotros, ¿qué proyectos tenéis entre manos?

Ptdo.: Por cierto, pronto tendréis noticias de mi nueva novela. ¡Estad atentos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *